lunes, 26 de marzo de 2012

KONY 2012.


Si frecuentas las redes sociales, seguramente conoces la campaña Kony 2012. Se popularizó con un vídeo que lo tiene todo para el éxito: un caudillo cruel, el chico cuya vida ha sido brutalmente destrozada y un joven activista guaperas que promete a su amigo derrotar al tirano. Hasta tiene un niño angelical y un carismático fiscal latino de actores secundarios. Y tú. Tú puedes ayudar a la Humanidad. Merece la pena verlo aunque sólo sea por saber cómo se consiguen más de 50 millones de espectadores en 4 días. Hoy ha llegado a los 100 millones, convirtiéndose en el vídeo viral más visto de la Historia.


Este documento me provoca algunas preguntas...

¿Cómo es posible que no se sepa nada del criminal número uno en la lista de la Corte Penal Internacional?

En primer lugar, la CPI no es el Tribunal Internacional de la Haya. De hecho, si Ocampo es el fiscal no es tanto por su indudable talento como por haber sido el único candidato.
Joseph Kony es el primero en la lista del Tribunal porque se redacta por orden cronológico de denuncia. El es uno de cinco caciques ugandeses y, según el fiscal, casi un buen tipo en comparación con sus vecinos Ahmed Haorun o Ali Kushayb.
El problema de la violencia en Uganda, Sudán y la República del Congo comenzó en los ochenta. Ha sido descrito en los medios de comunicación en múltiples ocasiones, George Clooney habló de ello ante las Naciones Unidas y fue relatado en la película "Machine Gun Preacher", protagonizada por Gerard Butler y estrenada en Noviembre. Pero el problema se extiende mucho más que a una guerrilla o un país. La lista de líderes militares buscados por la Corte es de diez y siete. Tres han sido absueltos. Hoy mismo, Thomas Lubanga (otro caudillo de vida similar) ha sido condenado. De ahí que el nombre Kony no nos suene especialmente.

¿Cómo es posible que nadie haya hecho nada para detener a Kony?
No es cierto que no se haya hecho nada. Los esfuerzos de movimientos como Enough project, GuluWalk, la campaña Resolve y organizaciones como World Vision o Human Rights Watch han propiciado que el Comando U.S. África lleve en Uganda desde hace casi doce años.
En el 2004, George W. Bush incluyó al "Ejército de Resistencia del Señor" de Kony (ERS) en su lista de grupos terroristas.
En el 2008 se ordenó la "Operación Rayos y Truenos" para capturar o matar a Kony. El resultado fue tan cutre como el nombre: el líder huyó y su guerrilla rompió el proceso de paz con una venganza sangrienta.
En el 2010, tras una acampada activista frente a la casa de un senador, Obama firmó el Acta de Desarme del Ejército de Resistencia del Señor y Recuperación del Norte de Uganda en la que se compromete a redoblar sus esfuerzos en la zona.

¿Cómo se vive la situación en Uganda?

El portavoz del Gobierno ha expresado su frustración ante la campaña. Los líderes religiosos de la zona se oponen a la intervención norteamericana. De los 4.000 soldados africanos entrenados para combatir el ERS, la mitad han abandonado. Periodistas, cooperantes y blogueros han protestado ante lo que ven como una perniciosa distorsión de la realidad. El motivo: Kony está desaparecido desde hace más de seis años. El resto de cabecillas en la lista del Tribunal han sido detenidos, son fugitivos o están muertos. Sus guerrillas se han diseminado entre los países vecinos. Sin oficio ni futuro, se dedican al saqueo. Si no se les proporciona escuela ni ocupación, su única salida es esperar a otro líder paramilitar que dé sentido a su vida. Pero solucionar eso es más caro y tedioso para Obama que colgarse la medalla de haber capturado a otro terrorista, sobre todo cuando eso es lo único que pide su electorado, sediento de soluciones simples y ebrio de sentimentalismo.

¿Por qué este vídeo?

Para contestar hay que ver quienes son Invisible Children. Según Charity Navigator, se trata de una ONG con cuentas particularmente oscuras. De las donaciones que reciben, menos de un tercio se emplea en ayuda humanitaria. El resto se dilapidan en vídeos (el de hoy costó un millón de dólares) y en los viajes a África de sus tres gestores (solo el año pasado, otro millón).
En conclusión, Joseph Kony debe ser juzgado. Su Ejército ha cometido enormes atrocidades. Pero eso no es la prioridad para Uganda. Si este vídeo ha despertado la conciencia social, informarse y entender las necesidades reales de la zona sería el primer paso.

Si alguien tiene ganas de hacer más activismo de salón, las páginas de Wikipedia del resto de caciques en la lista del CPI no tienen aún traducción al castellano.


Texto de Miercoles del Blog: http://viajeanada.blogspot.com.es/
Gracias Miercoles.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tremendas ganas de que lo pillen de una vez... Aunque mucho me temo que hay más como él.
Aurora

baston dijo...

Buena entrada. Lo que esta claro es que con ese video invisible children tenía dos objetivos:
1. Que j.kony fuera conocido por todos y se hablase de él, pidiendo al mundo un reclamo de justicia contra él.
2. Recaudar fondos para su ong, supuestamente, para luchar a favor del arresto de kony.
El primer objetivo lo consiguen claramente,y nadie puede objetar que se haga publica una injusticia.El conflicto de uganda no es solo knoy,cierto, pero forma parte de él.
En cuanto al segundo objetivo,creo que no lo han conseguido como esperaban,ya que a medida que se expandía el video surgían personas y grupos que investigaron a invisible children y vieron había cosas turbias... Al mismo tiempo el debate de uganda se hizo publico y no solo quedo en kony.
Resumiendo, tal vez invisible children no sea la mejor ong para hacer publico el conflicto ugandes, pero ha sido la unica que lo ha conseguido.