lunes, 28 de abril de 2014

LOS NIETOS DE ARARUNA.


“…Roll, Jordan, roll
My soul arise in heaven, Lord
For the year when Jordan roll…”

Hay algunas palabras que no merecen estar escritas con mayúscula. Hay episodios en la historia de la humanidad que ponen los pelos de punta solo al recordarlos.

Desde siempre, el hombre ha demostrado que su naturaleza puede llegar a niveles infrahumanos y que es capaz de tratar a su propio hermano como un perro. Torturas, violaciones, persecuciones raciales, batidas religiosas… actos varios que son crímenes atroces y aberrantes contra la humanidad.

Hace poco fui a ver una de esas pocas películas que tratan sobre la esclavitud. Sí. La esclavitud con letras minúsculas. Una película que retrataba el dolor de tanta gente negra, la fe que tenían los que obraban mal en su derecho a actuar así. Sufrimiento de niños, de madres, de familias divididas, condiciones pésimas de trabajo… La gran vergüenza de una época en la que los negros eran tratados peor que los animales. Inmoralidad y atropello a lo que hoy se llamarían derechos humanos. Aquel día, yo era la única negra de la sala del cine. Y cuando se encendieron las luces después de la película, miré a los que había y les miraba a los ojos. Y, como siempre, se me planteó una pregunta peculiar.

He visto películas sobre el holocausto. He visto películas sobre trata de personas, deportaciones forzosas, crímenes de apartheid. He visto películas sobre la invasión de América con la consiguiente muerte de los aborígenes. Películas que narraban la desgraciada y real historia de gente que no tenían derecho a vivir simplemente porque eran judíos o simplemente porque eran negros. Una Historia manchada por asesinatos en masa de gente que no habían cometido más delito que el de ser de otra religión. Desolación, injusticia y opresión de inocentes a quienes les quitaron hasta sus derechos más elementales. Muertes activas y pasivas desde los emperadores romanos, que son auténticas vergüenzas para la humanidad. Historias crueles en el que el hombre se supera a sí mismo en cuanto a crueldad, iniquidad e impiedad se refiere.
Y siempre me he hecho la misma pregunta…

¿Qué deben pensar los blancos cuando ven películas sobre a esclavitud?
¿Qué deben de pensar los nietos de aquellos antiguos nazis declarados cuando ven películas sobre el holocausto? 

Yo siento rabia cuando veo una película sobre la esclavitud. Siento rabia e impotencia. Un rencor sordo que me da ganas de viajar en el tiempo y echar mano de la furia de las amazonas. Y al salir del cine, me entran una tirria y un odio grotesco a todo lo que tengo a mi alrededor. Dolor por el sufrimiento de tanta gente y rabia contra aquellos negros que sí participaban al sufrimiento de su propia gente. Y me paso días y días digiriendo sensaciones raras y absurdas para la época que a mí me ha tocado vivir. Y siempre con la misma pregunta. Supongo que los bisnietos de los aborígenes que perecieron la conquista de América deben de sentir lo mismo que yo. Supongo que también lo siente cualquier descendiente de un pueblo maltratado. No lo sé...

Ya sé que nadie tiene porque sentirse responsable de unos actos ajenos a su época y a su voluntad. Sé que nadie tiene que responder por actos de otros. Ni lo busco. Pero es que estas cosas pasaron…. Y aunque nadie tenga que sufrir lo que haya hecho otra persona, siempre me paro a pensar lo que sentirían los nietos de Francos si vieran una película sobre la opresión que sufrieron los españoles antes de 1975.

¿Que sienten los blancos cuando ven películas sobre la esclavitud?

Todo el mundo se enorgullece de las glorias de su pueblo y de los honores de su país. A todo el mundo le gusta tener antepasados gloriosos. Pero ¿Qué pasa cuando tu antepasado no es glorioso? ¿Qué pasa cuando toda una raza tiene un pasado abyecto?

Nunca se lo he preguntado a ningún amigo mío. Pero la verdad es que me crea curiosidad saber qué sienten los blancos cuando ven esas películas de una época que sí existió.

¿Que sienten los blancos cuando ven películas sobre la esclavitud?

http://yaivi.blogspot.com



lunes, 21 de abril de 2014

ABUELA...


Abuela…
¿Sabes quién soy? Mírame… Levanta la cabeza y mírame.
No sabes quién soy. La verdad es que me gustaría llevarte lejos de aquí.
Me gustaría llevarte otra vez hacía hacia tu gente, para que algo de aquello te vuelva a emocionar y para que por lo menos puedas recordar algo, para que te puedas recordar abuela. Que puedas recordar quien eras tú. Viva, risueña y fuerte, la que tenía una solución para todo. Injusta ha sido la vida que te ha quitado todo, tu marido, tu hijo y ahora tus recuerdos… ¿Cómo vas a poder sonreír si no recuerdas las cosas que te hacían feliz? ¿Qué vida es esa, sin risas, sin llantos, sin memoria…?
Tú siempre has estado allí para mí. Nunca me ha faltado de nada, nunca nos ha faltado de nada porque tú siempre has cuidado de todos. No puedo soportar verte aquí sentada, mirándote las manos a lo largo de todo el día y con esta sonrisa como recordando algo, cuando sé que no recuerdas nada. Me gustaría enseñarte todo, igual que tú me enseñaste a hablar, a caminar…  
Me gustaría compartir contigo todos estos momentos de mi triste vida de adulta. Abuela.

Mírame...

Me miras, pero no me reconoces y sé que de aquí un rato, como cada día que vengo a verte, me dirás: “¿Conoces a mi nieta? Quiero que venga a verme…pero nunca viene…”. Yo vengo cada día abuela. Y seguiré viniendo cada día. Seguiré viniendo hasta que un día me mires y me veas a mi…A mi.  

http://yaivi.blogspot.com 

lunes, 7 de abril de 2014

LA INMIGRACIÓN ILEGAL.


“Antes de que llegáramos a este país, éramos reyes y reinas. No éramos monos. Había imperios en África llamados Kush, Tombuctú… donde todo el mundo corría para tener libros y aprender de los mismos maestros negros que enseñaron a los griegos y a los romanos…” canta Nas.

No sé cómo hemos podido llegar a este punto, pero hace poco vi por la tele como disparaban balas de goma a unos inmigrantes que llegaban ilegalmente a las costas españolas. “¡Es inmigración ilegal!” decían para excusarse.

Inmigración ilegal…

Corre un rumor que dice que la inmigración ilegal es una plaga moderna de las sociedades europeas. Una inmigración irregular de personas que no cumplen los requisitos legales de su país de destino; personas que han entrado de forma fraudulenta en un país sin autorización alguna. Corriente es ver fotos de inmigrantes subsaharianos al poner las palabras “inmigración ilegal” en las redes sociales. Un montón de negros aglutinados en cayucos y en embarcaciones precarias o en colas de inmigración con caras compungidas. “Inmigración ilegal” como un nuevo concepto peyorativo que azota a muchas sociedades del primer mundo y que hoy en día, se considera unidireccional yendo de los países tercermundistas, como lo llaman, hacía los países ricos.

Pero la Historia cuenta otras cosas…

Cosas que la gente olvida. Aquí, disfrazan los conceptos para llamarlos de otra manera, dándole otros nombres y otras connotaciones, pero la Historia siempre está allí…

¿La inmigración ilegal es un concepto moderno?

En sus grandes líneas, la Historia dice que hubo un periodo entre el siglo XV y el siglo XVII, llamado “la época de los grandes descubrimientos”. Es el periodo en el que los blancos se dedicaron a “explorar” el mundo. Y entre el siglo XV y XVI los europeos se dedicaron a la dominación del mundo. Sí. Dominación.

Los libros de Historia cuentan que en 1418, los portugueses bajo el reinado del Príncipe Henri exploraron las costas del Atlántico. Que en 1488 llegaron al Océano Indico, pasando por el cabo de Buena Esperanza, descubierto por Bartolomé Díaz, quien le cambió el nombre sin que nadie le rogase y lo llamó “El cabo de las Tormentas”. También dicen que en 1492, Cristóbal Colón, por "subvención" de Isabel la Católica, llegó al nuevo mundo. ¿Nuevo mundo? Incluso Wikipedia relata que el tratado de Tordesillas firmado en 1494 dividió aquel nuevo mundo en dos para que fuesen propiedad exclusiva de España y de Portugal. Y que en 1498 Vasco de Gama llegó a la India y más tarde a China.

A partir del siglo XV, los franceses, los holandeses y los ingleses se metieron en la conquista de Oceanía.
La revolución industrial y el crecimiento demográfico del XIX, llevaron a los europeos a la búsqueda de nuevos mercados, de nuevos espacios de vida para blancos, algunos pobres, muy pobres.

¿Acaso esto no era inmigración ilegal? También venían por mar. En grandes carabelas, sí, pero venían por mar y sin ningún permiso.

Exploraciones y conquistas de territorios ajenos. Llegaban y se instalaban en aquellos países sin autorización alguna. Y muchos de estos conquistadores destruyeron los imperios autóctonos que ya existían antes de que ellos llegasen. Civilizaciones enteras aniquiladas, tierras robadas… Ocuparon a la fuerza territorios que no eran de ellos. Explotaron recursos naturales que no eran suyos. Destruyeron los sistemas de estos países colonizados que ya tenían sus propias estructuras sociales y económicas, provocando una aculturación galopante y sin medida en la que los pueblos autóctonos perdieron sus creencias y sus tradiciones para adoptar las de los europeos que lo inculcaban a la fuerza. Una conquista que engendró una filosofía racista enmarcando la hegemonía del hombre blanco. La hegemonía que dan las armas de fuego, cuando el adversario solo tiene palos. Muchos de estos pueblos sometidos lucharon contra la colonización y el robo que los europeos escondían tras las exploraciones… pero en una lucha entre fusiles y palos, el vencedor ya está declarado antes de que empiece el combate.

La época de los grandes descubrimientos, como lo llaman, aunque debería de haberse llamado “La época de los grandes saqueos”, fue una vergonzosa época marcada por el sometimiento de pueblos enteros y apropiación injusta de tierras ajenas. Iban para intercambiar mercancías y acabaron apropiándose de todo y peleándose entre ellos para saber quién iba a quedarse con qué. Ejemplo del Congo, que rico en materias primas y en minerales, fue durante años fuente de conflictos entre los colonizadores europeos, por lo que hicieron la conferencia de Berlín en 1884. En aquella conferencia, no se permitió la participación de ninguna representación africana. África fue dividida y se lo repartieron como golosinas. Francia se quedó con el África occidental, África mediterránea y algunos países del centro del continente. Inglaterra con toda África oriental. España se quedó con territorios del África del Noroeste, algunas islas y algunos territorios del cuello de África. Bélgica, Alemania e Italia, se quedaron el resto.

La única diferencia entre aquello y hoy, es que los subsaharianos no vienen a quitar nada a nadie, ni a robar tierras, ni a someter a los españoles ni tampoco vienen armados.

Nos disparaban cuando venían a colonizarnos y ahora nos disparan porque las consecuencias de sus saqueos nos llevan a su tierra. ¿Qué mundo es ese?

La inmigración ilegal no es una plaga moderna. No. La inmigración ilegal empezó desde el siglo XV.


http://yaivi.blogspot.com



martes, 1 de abril de 2014

LAS TELAS AFRICANAS II


Ya decíamos en la anterior entrada sobre las telas LAS TELAS AFRICANAS, que: “…Las telas africanas encierran unos mensajes subliminales y un lenguaje simbólico que sabe y entiende todo el mundo allí. Unos mensajes metafóricos en los que se mezclan poder, amor, enfado y orgullo. Las telas africanas definen una situación, definen una persona y dan una imagen de esa persona. Dicen si la persona es pobre o si es rica y si tiene algún conflicto con alguien. Dicen si esta persona quiere la paz o si quiere una guerra encarnizada y a veces incluso desvelan con quien… Telas a veces reivindicativas de la situación de las mujeres en las sociedades africanas, que anhelan su propia libertad. Las telas africanas hablan de la igualdad de sexo y de la lucha de esas mujeres. También hablan de rivalidades sexuales y sentimentales, de la poligamia, donde la figura de la "rival" es la coesposa, la segunda esposa del marido… Las telas hablan de proverbios, de filosofía y de maneras de ver y de vivir la vida… Las telas en general, pancartas mudas, ayudan a aliviar o a reavivar conflictos sociales o personales…”

“Cultivad vuestra personalidad. La vestimenta es el alfabeto del cuerpo.”

En unas sociedades en las que existen muchas rivalidades, escoger bien la tela con la que ataviarse es decisivo. Es fundamental. Saber qué tela llevar, a donde y cuando es una as en toda regla en cuanto a inteligencia emocional y social se refiere.

Las telas africanas como intermediarias llevan un sinfín de mensajes subliminales e indirectas que duelen más que unos dardos envenenados. Guerras familiares. Intercambios mudos pero ácidos de mensajes claros aunque ocultos entre nueras y suegras, entre coesposas o entre vecinas… En los países del África occidental, las telas son armas peligrosísimas. En manos de según qué mujer, pueden abrir una guerra fría entre miembros de una misma familia. Pueden dividir hermanos a la par que pueden acabar con una pelea de varias generaciones. Incluso a veces, según qué tela se usa, hay que pedir disculpas luego. 

Vestirse sin saber lo que dice la tela es de gregario. 

EJEMPLOS DE TELAS AFRICANAS:


QUERIDA, NO ESTÁ A MI NIVEL:
Esta tela también se llama “No soy una cualquiera". El respeto africano se basa en un sistema métrico en el que el más joven respeta al más mayor de edad. Esta tela simboliza la rebeldía de quien dice que le da igual todo y que quien no le respeta, tampoco se merece su respeto. Es una tela de arrogancia, de la chulería suprema y de mirar por encima del hombre. Es una tela cara que simboliza un nivel que merece respeto. Llevar esta tela en un ambiente ya caldeado estropea aún más las cosas.

QUE SIGAN CHISMORREANDO.
Esta tela es para decir a la gente que no te importa que te sigan criticando e hablando de ti en tus espaldas porque tu quieres avanzar. Quien lleva esta tela da a entender que está en conflicto con alguien. “Sigue hablando de mí que yo voy a prosperar” dice la tela dando vida al refrán "El ladrido del perro no detiene la caravana."
DICEN POR ALLÍ QUE YO VOY A FRACASAR.
Esta tela representa el contrario de su nombre. Los dibujos aquí representan una telaraña que es como un paraguas que da sombra. Y también una hojas de arecaceae monocotiledóneas que tiene unas hojas grandes y abiertas, una planta capaz de dar sombra y frutas. La sombra representar el bienestar. ¿Dicen que yo no seré nada? Pues yo seré la que cuidará de mi familia. Yo daré sombra en esta casa dice esta tela. Es una tela de chulería pero como respuesta a comentarios anteriores.
PICANTE
Esta tela es el símbolo de lo que la gente consideraba una buena esposa. Dulzura y la humildad, aunque también un toque picante.



LA FAMILIA.
Esta tela muestra una madre sobre-protectora y muestra la figura del gallo como distorsionador. Aquí la importante es la madre de la familia. Regalar esta tela es una muestra directa de "Quiero formar una familia contigo..." que en aquellos entonces era más romántico que el "Te quiero".
LA RATA NO SE PUEDE COMPARAR CON EL GATO.
Esta tela es incendiaria y puede atraer odio de quienes se dan por aludidos muy rápidamente. También es chulesca. La rata no juega en la liga de los gatos. Quien lo lleva se considera a si mismo gatuno, felino y considera a todos los demás ratas. Llevarlo en una casa familiar donde ya hay problemas de convivencia puede ser mortífero. Es como desenterrar el hacha de guerra.



LO QUE ES MÍO YA ME VENDRÁ.
Esta tela, en aquellos entonces sólo servía para mandar mensajes entre mujeres. Tela de las zorras, dice: “Es tu marido. Pero no tendré ni que esforzarme para que este conmigo.” Tiene como motivos las hojas de Ipomoea batatas de la familia de los Convolvulaceae que tiene unas raíces que dan mil vueltas antes de llegar a un punto. Es una manera de decir que la vida da vueltas. Lo que es tuyo hoy, puede ser mío mañana. También se llama en otros sitios: "El secreto está guardado".
BELLEZA NATURAL Y SIN RETOQUES.
La que lo lleva da a entender que es una chica natural y “sin productos ghaneanos” como dicen;  ya que la mayoría de los productos de belleza venían de Ghana. Una chica sin complejos, sin despigmentación con su color de piel natural y sin ninguna alteración estética. Tengo una belleza natural, soy 100% natural. Quien se ha hecho retoques no lo puede llevar. En algunos países se llama: "Manojo de plátanos".

DOLAR
Quien lleva esta tela quiere decir que va a gastarse un montón de dinero allí donde está. Sólo un rico ricachón generoso y con las manos ligeras a la hora de dar, lo puede llevar. Quien lo lleva tiene los ojos puestos en él porque todo el mundo espera el momento en el que se pondrá las manos en el bolsillo. Es una tela de ostentación y una tela tan cara que muy poco se la pueden permitir.

UN POBRE JAMÁS COMERÁ ARENA.
Es la tela de la supervivencia. Quien lleva esta tela quiere dar a entender que sean cuales sean las dificultades, siempre encontrará una solución. El pobre hambriento siempre encontrará algo para comer. No comerá arena. 

OSTRAS.
Los dibujan son ostras. Se regala esta tela para desear longevidad y salud. En algunas partes del norte del Dahomey se llaman "Los Zapatos del rey" que tienen una forma parecida al motivo de la tela. Es una tela es muy importante y antiguamente era muy buscada a la hora de dar la dote ya que su presencia o regalarlo es una bendición.
EL SOL DEL OCASO AÚN PUEDE HACER BRILLAR EL ACEITE.
Es la tela de los maduritos. También se llama "sigo siendo viril". Esta tela dice que hay que tener esperanza hasta el ultimo suspiro. Cuando un hombre lo lleva, quiere decir que a pesar de su edad, aún puede cumplir, y que no hay que fiarse de las apariencias.

GAMBAS
Se llaman gambas en los países fon a los que actúan sin pensar, los descerebrados. Esta tela igual que la de “dicen por allí que voy a fracasar” dice el contrario de su nombre. Quien lleva esta tela quiere decir que no es un imprudente, ni un loco necio desatinado. Llevarlo cuando vas a ver a los suegros es recomendadísimo ya que como mensaje mudo, les dices que eres una persona juiciosa y de fiar. 

HIGHLIFE.
“La buena vida”. Dicen que esta tela da a entender que todo no acaba aquí en la tierra, que la vida seguro que sigue. Highlife. La buena vida. Y que hay que vivirla por todo lo alto.


LA CAMA DE MI MARIDO:
Lo llevan las mujeres felices en su matrimonio queriendo decir que confían plenamente en su marido en cuanto a fidelidad se refiere y que basan su confianza en la buena armonía que hay en su hogar y lo bien que se lo pasan con su marido. La que lo lleva quiere decir que su cama matrimonial es grande y acogedora y que su marido está a gusto y se queda.


SENTIDO PROHIBIDO.
Es una tela de chulería suprema aunque también un poco picante. “No me vayas por allí” o “Este tema, no me lo toques”. Es también, una manera sutil de decir “no me manosees las gónadas”. Y que si me los tocas, atente a las consecuencias.

TRES SON MULTITUD.
Esta tela también se llama "Los tres ministros" pero es más conocido su sentido que da a entender que la amistad a tres es imposible. Tres son multitud, aquí, ahora y siempre... o no?

CACAHUETES.
Esta tela representa un dicho popular que dice que los hombres son como los cacahuetes. Hay que ir abriéndolos antes de saber si es bueno o si es rancio. Con la cáscara no se puede sacar ninguna conclusión dice la tela. El cacahuete, bonito en su cáscara puede encerrar dentro un fruto podrido y la naturaleza hace los hombres iguales. Es una tela de consejo social y sólo habla de los hombres.


EL SECRETO.
Esta tela habla de intimidad y da a entender que la que lo lleva tiene un secreto muy comprometedor, o una aventura amorosa en secreto… 
EL COCHE DE RENATO
El coche de Renato por una telenovela sudamericana que se daba en aquel entonces, cuyo protagonista Renato era muy apreciado dando nombre a muchos niños de la época y a esta tela.
GENDARMERÍA.
También se llama “Estoy sentado delante del portal de mi casa” dando a entender que tal un león, quien lo lleva vigila su casa o controla lo que pasa en su casa.




DOBLE CARA.
Como lo indica su nombre, esta tela habla de hipocresía y de la traición. Quien lo lleva hace entender a su amigo hipócrita que ya ha sido desenmascarado. A doble cara, también tiene doble nombre y doble sentido. En los países fon, esta tela se llama "El pueblo me aplaude". Quien lo lleva se siente una estrella. Y quien te lo regala, también te considera guapa, elegante, glamorosa… Una estrella que todo el mundo adora.

FALSOS CULPABLES:
Todas las telas de Perdices llevan el mismo mensaje. “No busques cabezas de turcos y enfréntate al verdadero culpable” Quien lleva esta tela ha sido acusado sin razón o sabe que hay un caso en el que se está acusando a alguien sin razón. 



REINA: 
 Los motivos  representan los asientos de los reyes en los antiguos reinos del Dahomey. Esta tela quiere decir “Tienes un sitio aquí entre nosotros” o “Aquí tu eres la reina”. Es el estilo de tela que regalan las suegras a las nueras y que también se regala a alguien que es nuevo en un grupo.


UNA COMO DIEZ
Esta tela lleva en el centro una estrella que tiene varias ramificaciones que acaban en otros motivos de otras telas de grandes renombres. Regalar esta tela es decir “Para mí, cuentas como diez” o “Para mi vales mucho”



LA LLAVE DE LA FELICIDAD
La que lo lleva dice que detiene ella misma la llave de su felicidad y que toma las decisiones de su propia vida. Soy dueña de mi vida y en mi vida mando yo. En las familias machistas, la mujer que lleva esta prenda es duramente criticada, igual que la que lleva “Si tu sales, yo también salgo” o “tu pie, mi pie”.


LLAMO A LA PUERTA EN CASA DEL REY.
Quien lleva esta tela quiere dar a entender que se coteja y frecuenta gente muy importante, gente de un rango social elevado por lo que también goza de un nivel social elevado aunque no lo vaya diciendo.



AWULABA
Awulaba en un dialecto marfileño quiere decir "reina de la belleza" y los dibujos representan las curvas generosas de una mujer perfecta.






Y muchos más... La que se siente juzgada por otras lleva “Limpia tu patio” como para decir arregla lo tuyo antes de hablar de lo mío. También hay “Las joyas de mi familia” o “Marido estresado”. Algunas telas deben su nombre a canciones muy conocidas y que tuvieron un gran éxito como « Angelina » de Nana Mouskouri o a series de televisión como “Dallas”. Y aunque aquí sólo hablemos de las telas que tienen un rol principal en los asuntos sociales, hay telas ligadas a los eventos políticos, históricos, festivos y religiosos.

Las telas también encierran proverbios, refranes y curiosidades. 

- Quitarse el pareo y quedarse desnudo en público es “estar loco”
- Cuando una chica lleva “Enco” con una chico es que son pareja. Enco es cuando van vestidos con la misma tela.
- Quitarse el pareo en público delante de alguien en concreto, es maldecir a esta persona.

también dicen que: 

- Si caminas la tela dura, si te quedas sentado, la tela se gasta.
- La suerte no es como una tela que uno se pone o se quita.
- Lentamente, el algodón se hace tela.
- No puedes esconder tu desnudez a tu pareo.
- Que la tela sea bonita no quiere decir que lo que hay debajo sea bonito
- No se puede comprar una tela plegada.
- Aunque este lloviendo, no vas a mear en tu pareo.
- Por muy grande que sea tu tela, una aguja la puede coser.
- La aguja vive entre las telas y sin embargo está desnuda.
- La verdadera tela es un niño.

Las telas africanas no se tienen que escoger por el color o por los motivos, sino por el significado.
Quien sabe lo que lleva puesto, va mejor preparado a cualquier sitio a donde vaya. 

Las telas africanas son un vector cultural en nuestras sociedades.

http://yaivi.blogspot.com