miércoles, 9 de diciembre de 2009

HE VUELTO A CAER...


Querido amigo,

¿Como estás? Yo… bien, aunque no estoy pasando por los mejores momentos de mi vida. No sé porque, pero empiezo a dar importancia a cosas que antes no me importaban. Valoro cosas muy profundas y algunas me entristecen...

Sigo sin tener noticias tuyas, pero me llegan rumores de que estás bien. Ya sabes que nosotros somos de aquellos que saben que aunque no se vean, están allí el uno para el otro.

Querido amigo, Sólo te escribo para decirte que he vuelto a caer...

He vuelto a caer en los mismos errores de siempre. He vuelto a caer en la ignorancia respecto a los demás. He vuelto a pensar que la gente es normal y que yo soy normal. He vuelto a confiar en la suerte y a pensar que todo el mundo va con buena fe en todo. He vuelto a darlo todo sin pensar…
Tú me conoces y sabes que voy con los ojos vendados en todos los aspectos sociales. Sabes que soy bastante cándida con todo lo que tiene que ver con las relaciones humanas. Soy torpe socialmente. Querido amigo, he vuelto a caer en los mismos errores de siempre…

Últimamente lloro mucho. Y me invaden sentimientos que desconocían, rabias impotentes, exasperaciones agotadoras, tristezas largas… Amigo, creo que me he vuelto a caer…

Querido, me pongo triste porque veo que pierdo amigos… Pierdo gente por el camino, aunque a menudo me acuerdo de aquella frase de Publio Siro que decía que "la amistad que acaba, es que no había comenzado". Espero no perderte a ti nunca, ya que seria muy duro, porque que te considero parte de mí. Tú eres como yo, sólo que yo me dejo llevar por la pasión.

Estoy rodeada de gente muy diferente a mí y cada vez me cuesta un poco más. No los entiendo... Amigo mío, no los entiendo. Llevo ya un tiempo en este país, no recuerdo si entendía a los negros, pero a algunos blancos, no los entiendo. Y supongo que ellos a mi tampoco. Juzgan mi manera de ser, pero no se ven a si mismos. Juzgan mis modales y después ellos faltan al respeto a la gente que más quieren. Muchos de ellos son muy poco comprometidos, pero sólo les importan los errores de los demás. Muchos son muy poco sinceros y son todos farisaicos y dolosos en todo lo que hacen. Parece que les resbala todo pero en el fondo la mayoría son todos podridos emocionalmente, susceptibles, fácilmente irascibles e incapaces de asumir críticas.

Me he vuelto a caer, amigo mío... y vuelvo a sufrir... Todo esto me afecta y me siento triste.

Tendría que ser más dura. Tendría que ser más rancia. ¿Cuantas veces me lo habrás dicho? Sé que me dirás que no podré, ya que me conoces. Pero realmente creo que tendría que ser más directa y que no me sepa mal tantas cosas. Al final te acaban toreando hasta los mediocres. Mediocres, rancios mefistofélicos, gente egoísta y pancista, personas averiadas, pérfidas, ridículas y perversas, gente estropeada anímicamente, gente descompuesta mentalmente, incapaz de asumir su propia vida…. Mediocres que carecen del suficiente valor para enfrentarse a los con quienes tienen que enfrentarse de verdad y solo se encaran con los que menos les han hecho. Mediocres, gente gris y sumamente mediocres, mediocres en su vida personal, mediocres en sus relaciones, mediocres en su ser…

¡Amigo! Me he vuelto a caer…

Ahora sé que es difícil tener un amigo de verdad. Irrisoria realidad. Por suerte te tengo a ti, y a muchos otros que me hacéis ver que lo que ven los raros con quienes me “malrelaciono” no es la realidad. Yo soy aquella que ves tú. ¿Verdad? Espero seguir siéndolo. Y espero no perderte nunca.

He vuelto a sentirme decepcionada y te quiere decir, amigo mío, que he vuelto a caer, a caer en los mismos errores de siempre.

No estás aquí, pero agradezco al azar poder apoyarme en estos tiempos, en la gente admirable y excelente, cuya compañía tengo el honor de disfrutar. Me siento afortunada porque son mucha gente, gente a la que entiendo, en quiénes confío y a la que quiero; Amigos estimables que saben que nadie es perfecto, ni ellos, ni yo; Amigos incondicionales que sólo me quieren por ser “Yo”.

Aunque no tenga noticias tuyas, amigo, sé que estas muy bien y esto me tranquiliza. No hay nada mejor que saber que la gente que quieres a parte de quererte, está bien

Te quiero, querido amigo.

Cuídate...

Y como se dicen la gente que se quiere,
Tuya, para siempre…

Pasaje de "Cartas a un amigo", de Las cartas de Yaïvi


2 comentarios:

aniande dijo...

YAÍVI, SIEMPRE QUE CAES ES PARA QUE VUELVAS A LEVANTARTE. LA VIDA ESTÁ COMPUESTA DE MULTIPLES CAÍDAS CON SUS LEVANTADAS. CUANTO MÁS VIVES MÁS TE CAES. ¡ÁNIMO, ESTA ES UNA MÁS!

IvanBalt dijo...

La vida siempre nos hara tropezar para probar de que estamos hechos y no queda mas que levantarse una y las veces que sean necesarias :)