lunes, 22 de noviembre de 2010

PORQUE ESTO ES ÁFRICA

Nos hemos pasado media vida, con informaciones distintas de diversas fuentes y de diversos países. Y estas informaciones hacen que cada uno tenga su opinión respeto a las realidades de los otros países.
En África, la visión que tenemos de Europa, es la que nos dejan entrever y otear en las series importadas, los documentales, las películas; lo que leemos en los libros, lo que nos explican los que han emigrado... Somos influenciables. Y por esto muchos africanos, ven Europa como un El dorado, un país de luz, un panorama de montañas verdes que se perfilan al horizonte, gente bien vestida, destilando bienestar. Aunque muchas veces la información está censurada, porque nunca vemos a gente fumando o escenas de cama, lo que nos llega es una Europa rica y atrayente.
Yo siempre había pensado que aquí, en Europa, la idea que se tenía de África era la de nuestra realidad diaria; África agobiante, con sus motos, sus aire contaminando, sus mercados ruidosos, sus sonrisas, sus telas multicolores…

Pero me equivoqué.

Una vez, desde mi sofá europeo haciendo zapping, vi un documental sobre África. Me quede pasmada al ver a niños medio muertos de hambre con moscas alrededor, la barriga hinchada, enfermos de Kwashiorkor y otros, raquíticos llorando con un hilito de voz aguda y rara. Me quede helada, con el ceño fruncido ante la cantidad impresionante de basura, montaña y montaña de mierda, con gente alrededor en la más natural de las rutinas. Niñas acuclilladas con las manos en el mentón, perdidas en su pensamiento, sin inocencia. Me quede horrorizada viendo mercados pobres y color tierra, con mujeres tristes et hombres cargados, todos vestidos de harapos, pueblos con casas de tierra batida, y niños con tapa-rabos. Me emocioné al ver a hombres viejos cargados como mulas tirando de vacas o de asnos famélicos. No vi ninguna estructura, nada. Me dolió el corazón al pensar que aún había gente que vivía así en África, gente que vive en condiciones horribles y nefastas en todo un país.

Me dolió y esperé que toda esta gente, pudiera tener ayuda humanitaria y me desconecté de las imágenes pensando si alguna vez toda esta gente saldría de esta pobreza. Y de repente me quede de cuadro y volví a la realidad. La voz en off, con un deje de pena de aflicción y de amargura, con un tono lloroso y lavado por el padecimiento, dijo el nombre de mi país. Dijo que era mi país. ¿Mí país? Esto no era mi país.

¿Dónde están las imágenes de mi ciudad? ¿Y las de mi pueblo? ¿Dónde están las calles y los caminos asfaltados que recorría yo cada día para ir a la escuela? ¿Dónde? ¿Dónde están los hombres con prisa en sus motos, mujeres con sus coches y sus trajes de mil colores y dibujos extravagantes? ¿Dónde está nuestra dignidad? Este no era mi país. ¿Dónde están los mercados en ebulición? ¿Y los niños vestidos a la última moda semejante a la de los negros americanos de principio del siglo pasado? Este estilo que para nosotros es todo un derroche de glamour y de finura. ¿Dónde están los niños mofletudos y con un gorgojeo anticipando un chorro de voz ligado a la buena alimentación a base de maíz, garbanzos, arroz, soja, leche en polvo, peces ahumados y cáscaras de huevos? ¿Dónde están los edificios horteras con sus señales luminosas? ¿Y esas calles con ambiente que cada noche zumban de ruido de la muchedumbre? Y, vale que los pueblos no sean como las ciudades, pero es que este no era mi país, En los pueblos pobres del Dahomey, la gente sonríe. ¿De dónde habían sacado estos vertederos que eran hectáreas enteras de mierda?. Este no era mi país.

Me quedé sorprendida preguntándome porque ponían esas imágenes y no las otras, las de la gente en su rutina de cada día, yendo a trabajar, de fiesta como cada noche en Cotonou, imágenes de los locales llenos a rebosar de gente bebiendo y charlando como en los bares de la Gran Vía. ¿Por qué estas, que no dejan entrever ni un atisbo de modernización o de avance social, sino una vida de pobreza infinita y sin ningún futuro? Esto no era mi país. Yo jamás había pasado por aquellos sitios que veía en la pantalla. Y anda que no me he repasado los diversos rincones de mi tierra.

Mi país no es el país de los niños raquíticos. Y el Kwashiorkor ya ni entra en nuestro vocabulario. Tenemos centros comerciales, tenemos escuelas, tenemos gente que se viste con pantalón y camisa, mujeres con minifalda y cinturones a juego, peluquerías llenas, tenemos buses, tenemos taxi –motos, tenemos servicio de agua y electricidad, tenemos sedes gubernamentales, desfiles de moda, festivales de cine y de teatro, bancos... Y perdonen que enumere cosas tan banales pero es que en el documental, no salía nada de esto. Tenemos todo esto, aunque no tan moderno tecnológicamente, como aquí. Claro. Pero en aquel documental sólo salía una imagen de un África triste, irreconocible para los propios africanos. Un África no sólo pobre, sino acabada y aplastada bajo el peso de las enfermedades virulentas y de la pobreza enfermiza.
Y esto me llenó de rabia.

Pensé que a lo mejor ponían estas imágenes para incitar a las Ong’s o a la sensibilidad de la gente para que donen para las ayudas humanitarias, pero no se me alivió la rabia. Pensé que así, a lo mejor era la única manera que tenían de sensibilizar a la gente de aquí de que había mucho que hacer en África, pero no se me alivio la rabia. Pensé que a lo mejor esto existía realmente en mi país, pero no se me alivio la rabia. Pensé, reflexioné, medité, cavilé, consideré, razoné pero no se me alivió la rabia. Un sentimiento de furor sordo que me subió desde el más profundo de mis entrañas, como cuando te mienten y lo sabes, como cuando no puedes hacer nada para responder a un insulto humillante. Es que mi país no es así. ¿Qué necesidad hay de dejar todo un país reducida a esta imagen? Todo un continente minimizado a esto. Tiene que haber otras maneras de sensibilizar... ¿Qué pasa? ¿Los que ayudan o apadrinan no lo harían si no vieran imagenes de este tipo?

Es que por muchas razones que le pusiera para poder justificar aquel documental, no conseguía que se me fuera a rabia y el enojo. Y me acorde de CAD PRODUCTIONS con su documental sobre la inmigración, cuando Phillipe me dijo que ellos querían sensibilizar a la gente frente al problema de la inmigración y no con los mismos documentales de siempre en los que se ven a negros en pateras, con la boca seca o trabajando en los campos de cultivo, sino una imagen diferente porque “hay gente que viene aquí y vive, trabaja, cotiza y tiene una vida como los de aquí”.¿Por qué no hacen como los de CAD, un documental diferente sobre los países africanos con nuestra realidad de cada día?, para que cualquiera que se vaya a África no se espere moscas, para que cualquiera que vea un africano, no se piense que es otro “muerto de hambre” que viene de la selva Botswana o de una tribu con tapa-rabos y moscas. En África hay gente que vive, no sólo hay pobreza también hay riqueza. Sólo se relaciona África con muerte, enfermedades, pobreza, decadencia, guerra…

En África hay pobreza, hay enfermedades y hay gente que no tiene nada y que vive con muchas carencias. Ya ni hablemos de los países en guerra o de los que han sufridos conflictos sin fín. Es verdad e irrefutable. Pero también hay otras cosas. Hay un montón de gente que duerme en camas con colchones, que se levantan cada día con el despertador radiofónico, que se ducha con agua potable y que coge su coche, o moto, para ir a trabajar. Gente que tiene una vida, una segunda residencia para las comilonas de los domingos, con su familia y su perro. Gente como mi vecino, mi vecina, mis profesores, mis amigos, la gente de aquel barrio, los de allí, y este, y este otro… Gente corriente, limpia, feliz, que se lava cada día y que come cada día. Lo que no es normal es que en pleno 2010, aún haya gente que se pregunta si en África hay Universidades, si hay escuelas, si tenemos televisores, si hay electricidad, si hay Internet...

Y me acordé de que a veces en mi ciudad, con mis amigos, veíamos blancos vestidos con camisetas rotas o sucias y desgastadas. No entendíamos porque venían con ropa así y la gente al verlos pasar decía: “Mira, blancos pobres”. Muchos se van en África con ropa desgastada porque saben que allí no hay nada y que a la vuelta se los dejarán a los autóctonos. Yo nunca entendí porque los turistas blancos en África venían con camisetas de propaganda desgastadísimas y pantalones con agujeros. Ahora lo entiendo. Ellos han visto muchos documentales y se piensan que cualquier camiseta por muy sucia o rota que este, para nosotros era un regalo del cielo. No imagino mi amiga Nadia poniéndose una camisa desgastada por muy “regalo de blanco” que sea, para conjuntarlo con sus tacones de aguja. Eso sí, nosotros los aceptamos porque para una “serpillière”, cualquier cosa es válida.

Las televisiones europeas transmiten una información unidireccional del continente negro. Sólo explican como nos morimos día tras día, como nos reconcome la pobreza desde dentro. Como dijo Chimamanda Ngozi Adichie, escritora nigeriana y ganadora del prestigioso premio británico Orange Prize for Fiction “…Demasiada gente ha contado que África se muere y muy poca cómo África vive”.El África que yo viví, no es la que yo vi en aquel documental. El África que yo conozco no es un África de niños desnutridos, ni un África de moscas y de basuras, ni de chozas y de tapa-rabos. Yo viví un África de ebullición con millares de moto, de coches, de familias, de misas de domingo, de excursiones a la playa… ¿Cuándo dejaremos de visualizar un África estereotipada para mirar a un África real?

Me quede asqueada con aquel documental y me sentí engañada. Ya sé que todo tiene una razón pero es que esto no era mi país.

Pero bueno… Si esta es la imagen que quieren tener de África que les cunda, que yo ya sé el África que llevo en mis recuerdos y la que tengo dentro de mi corazón.

http://yaivi.blogspot.com/

Este es un vídeo hecho por africanos de la red.

video

14 comentarios:

Miércoles dijo...

¿Dieta con cascaras de huevo? No lo había oído nunca ¿qué hacéis con ellas? Yo las tiro siempre.
Además de lo que cuantas, otra imagen típica de Africa para nosotros es la que dan "exploradores" europeos que se van a poblaciones completamente aisladas a ver a la gente comer bichos con bocas desdentadas y subirse a árboles muy altos sin herramientas o redes :-P
Me parece que yo también tenga una idea errónea de Botswana: yo tenía la idea de lo que cuenta Alexander McCall Smith en sus libros: un país pacífico y relativamente próspero. No sabía nada de la selva.
En resumen, que no dejes el blog, que haces una labor social de difusión cultural muy importante :-)

Anónimo dijo...

Lo he vivido muchas veces, está situación de ver documentales y sentir rabia. Tambien sentir impotencia al no poder gritar que la Africa que conozco tiene muchas cosas bueno y no solo esta basura que les gustan enseñar en la tele. en la universidad es igual no hay un dia que el nombre de Africa no salga y siempre ligado a conceptos negativos. Me encanta tu blog, me siento bastante identificada con algunos de los post que he leido. un beso

alfredo dijo...

Tu blog es exquisito, continúa alimentándonos con tus entradas. Sobre este asunto tienes toda la razón, y de hecho a mi me han preguntado si había coches en Africa. Besos

Félix Pérez dijo...

¿Y de qué país eres tú?
Porque en el que yo vivo hay gente que tiene casas de más de 20 habitaciones y Porsches y Hummers, pero eso son las sanguijuelas de siempre. También habrá un 5% de la población que tenga casas con agua corriente y electricidad. Pero el 90-95 % de la población viven en unas condiciones algo más que lamentables y la esperanza de vida no llega a los 50 años y se mueren porque no pueden pagar médicos ni medicinas, ni aunque llegues desangrándote a un hospital público te atienden si no pagas (literal).
Así que ya me contarás en qué país naciste. Desde luego no en Burkina Faso (y hay algún otro peor todavía en África), todos los que están por debajo de su 'clasificación' en nivel de desarrollo son africanos.
África tiene muchas cosas buenas y su gente. Pero la miseria es culpa nuestra, del primer mundo: para que nosotros vivamos como vivimos les tenemos que robar a ellos a través de nuestras multinacionales sus riquezas...
Otra cosa es que a mí también me han ofrecido para traerme cosas casi como si fueran alimentos caducados, pero eso es distinto a lo que es África. Además, aunque no tengan para comer u otras cosas son muy dignos en general como para traer cuentas de colores (que ya se las venden aquí los chinos a mogollón)...
Saludos

yaivi dijo...

@Miercoles! Ya te pasaré la receta!hahaha!! Pues no sabes lo que me he reido con lo de los desdentados! hahahah!

@ Felix! En el país en el que yo nací hay mucha pobreza. Mucha. Y entra en la lista mundial de los páises pobres. No digo que no haya pobreza en Africa. Claro que la hay. Y me parece bien que hagan una labor humanitaria, con unas imagenes que realmente llegan al corazón al pensar que haya gente que vive en estas condiciones. Ya ni te explico las condiciones de los países en guerra o que hayan vivido conflictos. En mí país, el poorcentage de gente que tiene electricidad y gua corriente, no es el 5% de la población. Y gracias a las ayudas humanitarias y a gobierno, cada vez más gente goza de una minim comodidad en estos aspectos. Yo digo que TAMBIÉN podrían hacer documentales sobre la vida en Africa. Porque hay vida de cada día en Africa. Me parece bien que enseñen una cara, pero creo que sería genial que enseñarán las dos. Burkina Faso es un país bonito, con mucha vida y creo que cualquier burkinabes querría que se mostrarà una cara de Burkina, pero también la otra. Hay que saber que Ouaga (Ouagadougou) es el paraiso del cine africano. Yo me quedo con una frase de una de mi país, que al leer mi post dijo: “Qué orgullo que algunas de nosotros pueda plasmar estas verdades que tanto cuesta creer…”. La escritora de la que hablo en mi post, dijo que algunos le habían dicho que su libro, sobre la clase media de su país africano, no era autentico porque no hablaba de pobreza, sino que hablaba de africanos con una vida corriente, pobre, pero corriente. Africa es pobre, sí! Indudable, pero también hay gente limpia, feliz y corriente que come cada día y se baña cada día... Hay que hacer mucha labor en Africa. Y yo cada vez que puedo siempre intento poner mi granito de arena. Hay mucho que hacer. Gracias por leerme!

yaivi dijo...

El resumen de todo esto, es que hoy, en pleno 2010, hay gente que aún me pregunta si en mi país, hay universidades, si tenemos televisores, si hay Internet, si hay electricidad, si hay sistema educativo, si nos vestimos como los de aquí con pantalones y camisas, si voy a la escuela a espalda de elefante, si hay leones por las calles, si hay coches… Pues ya podrían hacer documentales con esas realidades africanas.

Miércoles dijo...

Ah, se me olvidó comentar que a principios de los 90 yo tenía amigos que se fueron a aprender inglés a EEUU y a uno de ellos lo sentaron con muuuucho cuidado, le dijeron "no te asustes" y después...¡le encendieron el televisor! Aquella familia americana creía que en España no había teles. Hoy creo que eso ya no ocurre, así que es posible que la ignorancia sobre África también se cure con el tiempo (y la ayuda de gente como tú).

Nadie das dijo...

Hola! :D

En el National Geographic Channel pasan una serie donde personas de países europeos se van a vivir a tribus o con familias de culturas antiguas. Muchas veces en África.

Es muy lindo, allí uno ve cuán diferente es la vida en esas comunidades, llena de valores familiares, de solidaridad y de trabajo. A los que van "de intercambio" les cuesta mucho adaptarse, vienen de culturas que fomentan la ociosidad, el individualismo y aislamiento con máquinas, cero solidaridad y trabajo liviano y casi nulo. Cuando se van, han aprendido muchas cosas valiosas.

A mí me gusta ese rostro de África (y otros lugares del mundo), más natural, lleno de valores vitales... La vida en las tribus lejos de ser "primitiva" es maravillosa.
No hace falta recurrir a llamar la atención sobre minifaldas o coches de lujo, vana imitación del modelo europeo, África tiene muchas cosas valiosas desde tiempos ancestrales, que deberían ser mostradas al mundo desde esa mirada revalorizante.

Por otro lado, mostrar la realidad de la pobreza extrema de algunas regiones africanas -que fue producida por las colonizaciones europeas porque antes no existía-, es útil para sensibilizar a las personas y que vayan a África. Luego la vida misma y la aventura les harán ver lo otro.

marcelino dijo...

¡Qué bonito blog!¡Cómo me alegra este post en el que denuncias con toda razón la imagen estereotipada y negativa que tenemos de África!Te incorporo a mi blog con tu permiso.Seguiré tus artículos que sensibilizan sobre vuestras vidas y realidades. Un saludo.

elpaquis dijo...

Hola amigos.
Casi lloro después de leer el reportaje y los comentarios.

Anónimo dijo...

Creo que el victimismo no es manera de ir por la vida, hay que tirar para delante y ESFORZARSE por uno mismo, no sólo de la ayuda de los demás, todo cuesta en esta vida.

MIrad a los judíos, las atrocidades q hicieron con ellos y cómo han salido adelante, del desierto israelí han hecho vergeles...pero claro, ellos trabajaron, se esforzaron, no se quedaron culpabilizando a los demás de sus desgracias, no adoptaron la fácil salida del victimismo.
A ver si algunas personas toman su ejemplo y se ponen a trabajar ya de una vez .

Anónimo dijo...

Me identifico totalmente.
Viaje a Africa en 3 ocasiones de manos de una ONG y me senti engañado, aquella no era la idea que me habian inculcado falsamente, pobreza si, pero hay tantas cosas importantes que contar y quedan deliberadamente al margen.
La camara solo encuadra la imagen catastrofista que interesa para "sensibilizar" es decir para sacar dinero del dolor ajeno. No digo que las Ongs no hagan una buena labor, a veces si, otras no tanto, pero juegan con eso, con vender una imagen falsa, ya convertida en topico. Y no me gusta, no me parece justo.
Africa me ha impresionado, me ha enamorado, me ha hipnotizado...un continente rico en tantas cosas, cuya mayor riqueza esta en el corazon de su gente. Y en eso nos podrian dar lecciones, para miseria moral la de aqui, en eso los blancos somos mas pobres que las ratas. Pobre gente que se cree mejor por tener la TV con mas pulgadas del mercado, como piensas llevartela el dia que te mueras? infeliz! Espero volver y si puedo quedarme para siempre.

Enhorabuena por el blog, me ha gustado realmente, me tomare un tiempo para leerlo desde el principio.
Jose

Ankami dijo...

Hola Yaïvi. Hace tiempo que conozaco tu blog -magnífico- pero ya hacía bastante que no pasaba por aquí. Mal hecho, claro. Hoy, preparando una charla que daré mañana en la universidad de santiago estaba algunos textos y documentos que en su día leí. Y he vuelto por aquí. Con tu permiso mañana te citaré y citaré este post a los alumnos de primero de Periodismo. Voy a hablarles de esa otra África desconocida utilizando como pretexto mi experiencia profesional y personal (canalizada a través del blog www.mamaetiopia.blogspot.com ). Llevo algún tiempo escribiendo sobre este asunto, que va tomando forma de libro focalizado en Addis Abeba, cómo la ciudad está cambiando, como hay gente que cada día se levanta, se ducha, desayuna y se va a trabajar, o la universidad. estoy en contacto con un numeroso grupo de la generación emergente de ese país, de los que no se quieren ir y cada día luchan en medio de mjuchas dificultades, por su puesto, pero allí sigue. Enhorabuena por tu blog. Keep in touch.

IvanBalt dijo...

Yaivi todo tiene una razon de ser... lamentablemente es asi bueno a ver si un dia intercambiamos impresiones :)