lunes, 10 de junio de 2013

TELEQUINESIS Y DEFECCIÓN SENTIMENTAL…


Mi novio me quiere dejar…

Mi novio me quiere dejar y no sabe cómo decírmelo.
Mi novio me quiere dejar y no sabe que yo ya le sé.
Se atrabanca en las palabras más sencillas y se le traba la lengua para decir cosas simples.
Mi novio me quiere dejar y lo veo en sus ojos.

Inseguridad y sensación de agobio, de pesar por tirar por tierra tantas cosas vividas.
Esto es lo que siente él.
Miedo a no saber qué será a partir de ahora y desconcierto como el abandono de un naufrago en alta mar que sabe que no le sirve de nada luchar contra las olas. El tiempo me arrincona y me obliga a curvar la cabeza. Esto es lo que siento yo. Y mi corazón está a punto de explotar en mil pedazos diminutos pero mi boca se niega a dejar de sonreír.

Mi novio me quiere dejar y no sabe como hacerlo. Juramentos de amor eterno que a la hora de la verdad, no sirven de nada. ¿Dónde quedaron tantas promesas? En la mesita del tiempo. Yo ya no creo en nada. Ni en él. Ya ni creo en mí. Y me miente. Se lo veo. Baja los ojos. Dice que me quiere pero no quiere mirarme…

¿Qué tipo de amor que te hace querer estar lejos de la persona amada? Amor paranormal y telequinesis sentimental. Mi novio me quiere dejar y no ve el dolor que hay detrás de mi sonrisa. Y me abraza, y me besuquea. Me da besos por todas partes menos en el corazón. Un día me juró que me quería. Y veo en sus ojos que ha llegado el tiempo de los recuerdos... El me admiraba ayer y hoy, ya no soy nada… Defección amilanada y sin lealtad.

Mi novio se va y no sabe cómo decirme adiós… Y siento que me caigo, que me caigo y que me caigo: que me caigo muerta, con mi corazón desnudo que late a mil. Ahora me deja desarmada y perdida, sola con mi pena y no sé cómo explicarle que sin él, los días me aplastarán y las penas me ahogarán. Y esto que a mi me gusta la vida pero parece que no hay manera de vivirla…

Mi novio me quiere dejar y me siento igual que aquella rosa triste que decía:

“Con la aurora nací, bautizada de rocío.
Me abrí con los rayos de sol, feliz y enamorada.
Me cerré por la noche. Y me desperté vieja.
Y sin embargo yo era muy bonita.
Era la más bonita de las flores de tu jardín…” *

Mi amor murió ayer y como único testigo estaba mi pena. Y cuando cayó mi lágrima, mi sonrisa seguía allí intacta aunque triste, sonrisa de quién sabe que el tiempo del amor, es el tiempo de una rosa.

Mi novio me deja hoy y sin embargo yo era la más bonita de las flores de su jardín. Pero eso era ayer… 


http://yaivi.blogspot.com

* De la canción "Mon amie la rose" de Françoise hardy.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonita forma de expresarlo, me conmueve lo bisceral de lo expresado. Animos

Anónimo dijo...

Hola Yaivi. Cuando, hace unas semanas, escribiste este hermoso poema involuntario y luego, a las pocas horas, lo retiraste, supuse que algún juramento o algún beso especial llegó a tocar ese corazón ahí donde se queja de que no llegan los besos...Me sentí feliz...Pero, lo malo es que casi siempre así es la historia de cualquier ruptura...no somos capaces de hacerlo de golpe...y continuamos, confiamos, nos abrazamos desesperados, queremos seguir como sea...borrachos de amor y desamor, y eso es muy doloroso...¡Hace tanto daño!, Un daño indeleble que va calando...Y ya no te abandona.

En cualquier caso...Sé que a ese corazón hasta el que no llegan los besos, algún día le harán el amor, larga y ciegamente...

Montse F dijo...

Me ha emocionado y removido cosas tu poema. No dejes de sonreír, atragántate de vida y no cierres tu corazón. Un día...todo cambiará y todo esto será solo una anécdota en el tiempo, hasta entonces, paciencia.

besos

Anónimo dijo...

Hola yaivi, espero que estos sentimientos no los estes viviendo en primera persona, y si es asi seguro que toda pasara

Anónimo dijo...

Yaivi, abre ya los pétalos de esa flor marchita...Regálanos algo de tu fragancia del Dahomey, que está bien viva bajo las heridas...Un mes de tu silencio es como un desierto sin agua...
Escribir viene bien para vivir. Leer tus pensamientos me hace feliz...