lunes, 7 de marzo de 2016

LAS TRENZAS CON HILO.

 

Las modas cambian y las cosas se van, otras vuelven y algunas pues se pierden. El pelo de las negras, bien sabido ya es que es un pelo peculiar con una geometría y una física propia. Es enmarañado, encrespado y kinky. Pero estos adjetivos sólo cobran carácter peyorativo si llegamos aquí a Europa donde el cuidado del pelo africano, que no afro, sólo es reservado para gente con un poder adquisitivo alto.

Las trenzas africanas datan de la época de la civilización Nok. Una cultura que apareció en Nigeria en 500 años A.C y que desapareció misteriosamente al final del primer milenio de nuestra era tal como lo dice Wikipedia, dejando un legado histórico bastante más avanzado que las otras civilizaciones de aquella África de entonces.

Trenzarse en África es tan habitual que a veces es un juego de niñas en el que una se sienta en las piernas de otra y llegan a veces a una cadena de cuatro a cinco personas. Hay miles de tipos de trenzas, pero la que causó furor en la juventudes en la época de antes de la coyuntura y de cuando nuestras abuelas eran pequeñas, son las trenzas con hilo.

Las trenzas con hilo se pueden hacer con unos hilos que se llaman “hilos de nylon” y que son de plástico o con hilos de Ghana. La única diferencia es que los hilos de Nylon brillan más. El pelo se recoge por mechones. Se coge el hilo y se enrolla alrededor del mechón pero apretándolo con una maestría y una manera específica. Las trenzas con hilo ayudan al crecimiento rápido del pelo y no lo dañan y ayudan el pelo a estirarse sin calor. Ayuda a mantener el pelo limpio y aireado.

Hay miles de tipos de tranzas con hilo. El sencillo son los mechones rectos que se llaman “arboles“o “Atin” en el antiguo Dahomey. Los nombres eran varios:”Kanda” “Akouété”… Cada uno indicando una variedad particular que combina efectividad y calidad. Trenzas que se hacían los domingos para poderlos lucir en el cole durante la semana.

Hoy en día este tipo de trenzas que en su momento fueron trenzas de reinas y de mujeres líderes, ahora sólo son para criadas y para gente que no tiene medios para ofrecerse extensiones naturales o sintéticas. Incluso a veces quienes lo llevan son dianas de burlas por parte de gente “moderna” que los consideran arcaicos, retrógrados y de pueblerinas. Una pena.

Pero tengo que decir que fueron tan popular que no se ha hecho trenzas de hilo en África no ha tenido infancia…

Ojalá me las haga pronto.


http://yaivi.blogspot.com


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Yaivi...¡Siempre retrocediendo, en busca de la infancia perdida!...las trenzas de hilo son muy hermosas!!!...Un espectáculo inolvidable para ojos ávidos de belleza...Si te las pones en éste tu exilio de la Babilonia blanca, no serás ni una criada ni una reina...ni una líder desterrada...serás la viva reivindicación de ese paraíso mítico llamado Dahomey.

Mary Okeke dijo...

Yo me las hacía de pequeña, me gustaría volverlo a hacer otra vez, pronto.

Gracias.